Todo sobre Préstamos y créditos para empresas: Tipos y Ventajas

En el dinámico y competitivo panorama empresarial actual, el acceso a una financiación adecuada es crucial para empresas de todos los tamaños. Tanto si se trata de una nueva empresa que busca despegar, como de una empresa consolidada que busca oportunidades de expansión o de un emprendedor que persigue una nueva aventura, la disponibilidad de capital puede marcar una diferencia significativa en la consecución de los objetivos empresariales. Aquí es donde los préstamos y créditos para empresas desempeñan un papel fundamental.

En este exhaustivo artículo, exploraremos el variado panorama de los préstamos y créditos para empresas, destacando sus tipos y las ventajas que ofrecen a las empresas. Profundizaremos en las opciones de préstamo tradicionales, como los préstamos a plazo y las líneas de crédito, así como en las soluciones de financiación alternativas, como la financiación de equipos, el factoring de facturas y los anticipos en efectivo a comerciantes. Al conocer estas vías de financiación, los empresarios pueden evaluar eficazmente sus opciones y seleccionar la fuente de financiación más adecuada para satisfacer sus necesidades empresariales específicas.

 

¿Qué es un préstamo para empresas?

Los préstamos a empresas son transacciones financieras en las que intervienen dos partes: el prestamista (por ejemplo, un banco o el Estado) y la empresa que requiere los fondos. El prestamista concede una determinada cantidad de dinero a la empresa si la considera de bajo riesgo, con oportunidades y beneficios futuros. A cambio, la empresa se compromete a devolver los fondos que se le han concedido en un plazo determinado. Además de devolver el principal del préstamo, también hay que pagar intereses calculados en función del riesgo.

 

¿Cómo funciona el préstamo a empresas?

Dentro de los préstamos, las empresas reciben la totalidad del dinero objeto de la operación en el momento en que ésta se firma. Por otro lado, la amortización del préstamo (la devolución del dinero prestado más el pago de los intereses) se realiza en cuotas periódicas pactadas por las partes. Es decir, rara vez se devuelve el dinero en un solo plazo, sino en varios plazos que llevan aparejados sus correspondientes intereses. Si se produce un retraso imprevisto, el tipo de interés aumenta.

 

Beneficios

Supongamos que hemos identificado una oportunidad de mercado única pero no disponemos de los fondos necesarios para hacerla realidad. Un préstamo nos permite poner en marcha y desarrollar el proyecto, efectuando reembolsos periódicos. Los principales beneficios son:

  • Acceso al capital: Una de las principales ventajas de un préstamo empresarial es el acceso inmediato al capital que proporciona. Tanto si necesita fondos para ampliar sus operaciones, comprar existencias, invertir en equipos o cubrir gastos cotidianos, un préstamo empresarial puede proporcionarle los recursos financieros que necesita.
  • Crecimiento y expansión de la empresa: Con la infusión de fondos adicionales a través de un préstamo empresarial, puede impulsar el crecimiento y la expansión de su empresa. Le permite aprovechar nuevas oportunidades, entrar en nuevos mercados, desarrollar productos o servicios innovadores y ampliar sus operaciones para satisfacer la creciente demanda.
  • Gestión del capital circulante: Mantener un flujo de caja saneado es vital para que las empresas puedan hacer frente a sus obligaciones financieras a corto plazo. Un préstamo para empresas puede ayudar a cubrir las lagunas en el flujo de caja, permitiéndole cubrir las nóminas, pagar a los proveedores, gestionar el inventario y gestionar otros gastos operativos durante los períodos de fluctuación de los ingresos.
  • Flexibilidad y personalización: Los préstamos para empresas se presentan en diversas formas, que ofrecen flexibilidad y opciones de personalización para adaptarse a las diferentes necesidades empresariales. Tanto si opta por un préstamo a plazo como por una línea de crédito, financiación de equipos o factoring de facturas, puede elegir la estructura del préstamo y los plazos de amortización que se ajusten a sus necesidades específicas.
  • Aumento de la solvencia: El reembolso responsable y puntual de un préstamo empresarial puede ayudarle a crear un historial crediticio positivo para su empresa. Establecer un perfil crediticio sólido es crucial para futuras necesidades de financiación, ya que mejora su credibilidad y aumenta sus posibilidades de obtener condiciones de préstamo favorables y límites de crédito más elevados en el futuro.
  • Tipos de interés competitivos: En función de la salud financiera de su empresa, su solvencia y el tipo de préstamo que elija, los préstamos para empresas suelen ofrecer tipos de interés competitivos en comparación con otras opciones de financiación. Esto puede suponer un ahorro de costes a lo largo del tiempo y contribuir a la salud financiera general de su empresa.
  • Consolidación de deudas: Si su empresa tiene varias deudas con tipos de interés elevados, un préstamo para empresas puede ofrecerle la oportunidad de consolidar sus deudas. Al combinar sus deudas en un único préstamo con condiciones más favorables, como un tipo de interés más bajo o un período de amortización más largo, puede agilizar la gestión de su deuda y reducir potencialmente su carga financiera global.
  • Conservar la propiedad y el control: A diferencia de la búsqueda de financiación de capital, tomar un préstamo de negocios le permite mantener la plena propiedad y el control de su negocio. No está obligado a compartir los beneficios o la autoridad para tomar decisiones con inversores externos, lo que preserva su independencia y su poder de decisión estratégica.

En los países con alta inflación, los Estados suelen conceder préstamos por debajo de la inflación (es decir, a tipos inferiores a la inflación) para fomentar la producción. Tomemos también como ejemplo una eventualidad, pero negativa, como la falta de fondos para cubrir sueldos y salarios. Un préstamo nos permite hacer frente a nuestras obligaciones y evitar situaciones indecorosas. Por último, ante la evolución de los costes de reposición debidos a la demanda, un préstamo nos ayuda a congelar el valor de los insumos y las materias primas.

 

¿Cuáles son los requisitos para las empresas?

Tenga en cuenta que los requisitos varían no sólo de un país a otro, sino de un prestamista a otro. Un banco o entidad financiera puede exigirle que presente un tipo de documentación, balances, cuentas de resultados e información especial. El Estado, en cambio, puede pedirle otra documentación. He aquí las generalidades:

 

  • Ser una empresa formal o persona física con actividad empresarial.
  • Contar con un historial crediticio favorable de pago.
  • Tener al menos dos años de antigüedad.
  • Comprobar la generación suficiente de flujos de efectivo para hacer frente al financiamiento.
  • La documentación solicitada por el banco participante de su elección.

Hay determinados bancos que también te pedirán el estado de tu chequera, es decir, que no tengas cheques sin fondos por insuficiencia de fondos.

 

Cómo obtener un préstamo para mi empresa?

Una vez que cuentes con la información correspondiente, y hayas evaluado tu plan y sus objetivos, deberás dirigirte a la entidad a través de la cual deseas solicitar el préstamo. Es posible que debas solicitar una cita, donde te entrevistarán y te explicarán cómo armar la carpeta para solicitar el préstamo. Recuerde que éste es sólo un proceso de evaluación, por lo que le recomendamos ir preparado en su discurso.

 

Tipos de créditos

  • Línea de crédito comercial: Tipo de crédito flexible concedido a una empresa para cubrir necesidades a corto plazo, como el pago a proveedores o la cobertura de gastos de explotación. La empresa puede utilizar los fondos de la línea de crédito según sus necesidades, hasta el límite preestablecido.
  • Tarjeta de crédito empresarial: Similares a las tarjetas de crédito personales, las tarjetas de crédito empresariales permiten a las empresas realizar compras y gastos empresariales. Proporcionan comodidad y flexibilidad en los pagos, así como la posibilidad de acumular recompensas o puntos por los gastos.
  • Préstamo comercial: Cantidad de dinero concedida a una empresa en forma de préstamo, que debe devolverse en plazos regulares con intereses. Los préstamos comerciales suelen tener plazos más largos y se utilizan para financiar inversiones a largo plazo, como la adquisición de activos o la expansión de la empresa.
  • Factoring: Esta forma de crédito comercial consiste en vender las cuentas por cobrar de una empresa a una institución financiera (factor). A cambio, la empresa recibe un anticipo en efectivo que puede utilizar para financiar sus operaciones. El factor se encarga de cobrar los créditos a los clientes y asume el riesgo de impago.
  • Descuento comercial: Consiste en obtener un descuento sobre el precio de compra de bienes o servicios si se paga al contado o en un plazo determinado. Esta forma de crédito puede ayudar a las empresas a ahorrar dinero en sus compras.

 

Conclusión

Como hemos visto, no hay por qué tener miedo a pedir un préstamo. Es importante que analices tu situación y la finalidad del préstamo. Recuerda también que está en juego parte de tu reputación y la de la empresa, por lo que debes ser responsable con los pagos. En caso de que encuentres algún obstáculo, avisa siempre a la entidad con antelación, para que sean más indulgentes con los retrasos en los pagos. Aunque sea dinero corriente, no puedes malgastarlo ya que tienes los intereses detrás. También te recomendamos contar con un asesor o contador que te permita tener una proyección de tus números.

Con buena información podrás tomar mejores decisiones y menos riesgosas. Si tienes problemas de liquidez, siempre puedes intentar cobrar las facturas vencidas o los pagos atrasados de los clientes antes de solicitar un préstamo. Con Oddcoll, una agencia internacional de cobro de deudas de deudas comerciales y de impagaos, es rápido y fácil. Además, trabajan con un modelo basado en el éxito.

4 min read.

Qué normativa se aplica.
El proceso de cobro internacional.
Cómo conseguir un cobro eficaz.

Oddcoll es una plataforma con cobradores de deudas en todo el mundo, que permite a las empresas con vocación internacional recuperar sus facturas vencidas con facilidad.

Países que cubrimos

Cubrimos toda Europa

Asia Central

Cobro de deudas Armenia
Cobro de deudas Azerbaiyán
Cobro de deudas Georgia
Cobro de deudas Kazajstán

Cobro de deudas Kirguistán
Cobro de deudas Mongolia
Cobro de deudas Tayikistán
Cobro de deudas Uzbekistán

Oceanía

Todos los países de África

Se aplica a todos nuestros socios

Autorización legal para cobrar deudas en sus países
– Especialistas en cobros B2B

Se comunican en inglés

Expertos en la legislación nacional de cobro de deudas

RELATED ARTICLE  Bonita Conciliación de Caja: Qué es, Cómo hacerla y Formulario 2024
WordPress Image Lightbox Plugin