Recordatorios de pago en caso de atrasos en los pagos

Cuando un cliente no ha pagado una factura con fecha límite, el siguiente paso en el proceso de recuperación es el de enviar a dicho cliente un recordatorio de pago.

¿Cuándo enviar un recordatorio de pago?

El recordatorio de pago se envía un par de días hábiles después de que la fecha límite se haya sobrepasado. Si envía el recordatorio inmediatamente después de haberse sobrepasado la fecha límite, dicha acción puede derivar en un trabajo administrativo innecesario y en cierta irritación, ya que es muy posible que el pago ya esté en camino.

Sin embargo, si espera demasiado tiempo puede dar la sensación de que es excesivamente permisivo y que permite los pagos atrasados ya que no tiene rutinas que funcionen correctamente con su gestión de créditos.

¿Cuántos recordatorios de pago se deben enviar?

Normalmente, los acreedores no deben enviar más de un recordatorio de pago por cada pago atrasado. Más de uno afecta a la contundencia de los recordatorios.

Algunos acreedores optan por enviar dos recordatorios. El primero puede utilizar un tono suave y cercano, mientras que el segundo debe guardar las distancias e informar con severidad de las consecuencias que deberá asumir el deudor en caso de que continúe sin pagar.

¿Qué puede/debe contener un recordatorio de pago?

  • Información respecto a que la factura se ha emitido y el pago no se ha recibido (se debe incluir el número del recibo y la fecha de emisión).
  • Una nueva fecha final para completar el pago.
  • Intereses por la demora.
  • Tarifa por el recordatorio.
  • Consecuencias de no pagar (como el cobro de deudas o las acciones legales)

¿Y si el cliente continúa sin pagar?

En casos como este debe tomar acciones legales o informar de la situación a un cobrador de deudas profesional.

Continuar enviando recordatorios no ayuda llegados a este punto más que para mostrar debilidad ante el cliente. Las acciones contundentes son las únicas que pueden permitir que el cliente decida darle importancia a la factura y afrontar la deuda. Por otro lado, recurrir a un cobrador de deudas profesional es muy útil, ya que ellos saben cómo actuar en estos casos para que el deudor pague.

Se aplica a todos nuestros socios:

- Autorización legal para recuperar reclamaciones en sus países
- Especialistas en cobros entre empresas
- Comunicaciones en inglés
- Expertos en su legislación nacional de cobro de deudas.