Fórmula de la eficacia recaudatoria: ¿Cómo calcularla?

La gestión adecuada del cobro de deudas se ha convertido en una prioridad absoluta para las empresas en un mundo en el que el flujo de caja y la estabilidad financiera son esenciales para el crecimiento y la supervivencia.

Una fórmula eficaz de cobro de deudas es una herramienta poderosa que permite a las organizaciones abordar de forma estratégica y eficiente los retos relacionados con el cobro de los activos pendientes.

En este artículo, exploraremos en profundidad la fórmula de la eficacia en el cobro dedeudas y sus importantes beneficios para empresas y acreedores. Descubriremos cómo calcularla, sus componentes, sus ventajas y mucho más. Aunque el cobro demorosos puede ser un terreno complicado y delicado, saber utilizar esta fórmula puede marcar la diferencia entre el estancamiento y el progreso financiero.

Antes de empezar, si quieres saber exactamente quées el cobro de morososhaz clic en el enlace.

¿Qué es la fórmula de la eficacia en el cobro?

Fórmula: Índice de Eficacia de Cobro (IEC) = [(Ventas Acreditadas Iniciales de Cuentas por Cobrar – Cuentas por Cobrar Finales) / (Ventas Acreditadas Iniciales de Cuentas por Cobrar – Ventas Incobrables Finales del Periodo Actual)] × 100 × 100

La “Fórmula de eficacia en el cobro” es un indicador financiero utilizado para evaluar el rendimiento y la eficacia de una empresa en la gestión del cobro de sus deudas pendientes. Esta fórmula proporciona una visión clara y cuantitativa de la capacidad de la empresa para recuperar el dinero que le deben sus clientes en un periodo determinado.

La fórmula suele calcularse del siguiente modo

Índice de Eficacia de Cobro (IEC) = [(Ventas Acreedoras de Cuentas a Cobrar Iniciales – Cuentas a Cobrar Finales) / (Ventas Acreedoras de Cuentas a Cobrar Iniciales – Ventas Incobrables del Periodo Actual Final)]] × 100

El resultado de esta fórmula se expresa en porcentaje, lo que indica el éxito relativo de la empresa en el cobro de deudas. Cuanto mayor sea el porcentaje obtenido, mayor será la eficacia en el cobro de las cuentas pendientes.

¿Qué es el ratio de eficacia en el cobro?

El Ratio Internacional de Eficacia en el Cobro de Deudas es un indicador financiero que evalúa la eficacia de una empresa en el proceso de cobro y recuperación de deudas pendientes. Se calcula dividiendo el importe total de las deudas efectivamente cobradas durante un periodo determinado por el importe total facturado a los clientes en el mismo periodo, y luego se expresa en porcentaje.

(Importe cobrado / Importe total facturado) x 100

El resultado obtenido representa la proporción de dinero que la empresa consiguió recuperar en comparación con el total de deudas facturadas a los clientes. Un mayor Ratio de Eficacia de Cobro indica una mayor eficacia en la gestión de cobros, lo que significa que la empresa ha tenido más éxito a la hora de recuperar el dinero adeudado.

¿Qué es un buen porcentaje de eficacia en el cobro?

El ratio de eficacia en el cobro de deudas es clave para evaluar el grado de eficacia y eficiencia de un acreedor a la hora de cobrar las deudas pendientes. Determinar qué se considera un buen porcentaje de eficiencia es crucial para medir el rendimiento financiero y establecer objetivos realistas.

Aunque no existe un valor único que se aplique universalmente como norma para todas las empresas, por lo general, un buen porcentaje de eficiencia en el cobro de deudas se sitúa en torno al 80% y el 90%. Esto significa básicamente que la empresa ha conseguido recuperar entre el 80% y el 90% del total de las deudas pendientes en un periodo de tiempo determinado.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el concepto de “buen porcentaje” puede variar según el sector, el tamaño de la empresa y otros factores específicos. Por ejemplo, algunas industrias que se ocupan de deudas de alto riesgo pueden tener porcentajes de eficiencia más bajos, pero aun así considerarse aceptables en su contexto.

Un alto porcentaje de eficiencia mejorará significativamente el flujo de caja y la salud financiera de la empresa. Supervisar periódicamente el porcentaje de eficiencia en el cobro de deudas y compararlo con otros objetivos y resultados anteriores ayudará a identificar oportunidades de mejora y a aplicar las estrategias adecuadas.

Beneficios de la medición

La aplicación de la fórmula de la eficacia en el cobro y del porcentaje de eficacia en el cobro ofrece una serie de ventajas significativas para las empresas y organizaciones que desean mejorar su gestión de cobros y reforzar su posición financiera. A continuación, destacamos los principales beneficios de la utilización de ambas métricas:

Evaluación precisa de los resultados financieros

Tanto la fórmula de la eficacia del cobro como el ratio de eficacia del cobro proporcionan medidas cuantitativas y objetivas del rendimiento del cobro. Estas métricas permiten a las empresas evaluar con precisión su eficiencia en el cobro de deudas, lo que facilita la identificación de áreas de mejora y el establecimiento de objetivos realistas.

Toma de decisiones informada

Al disponer de datos concretos sobre la eficacia del cobro de deudas, las empresas pueden tomar decisiones financieras estratégicas con conocimiento de causa. Estas métricas les ayudan a identificar patrones de comportamiento, ajustar las políticas de crédito, crear y establecer estrategias de cobro más eficaces.

Mejora del flujo de caja

El uso de ambas métricas contribuye a mejorar el flujo de caja de la empresa. Un mayor porcentaje de eficiencia en el cobro de deudas se traduce en una disponibilidad de fondos más sólida para financiar operaciones y proyectos futuros.

Fortalecimiento de las relaciones con los clientes

Al tener una visión clara de la eficacia en el proceso de cobro, las empresas pueden aplicar enfoques más personalizados e integrales a la gestión de la deuda. Esto puede mejorar la relación con los clientes, ya que sienten que reciben un trato justo y respetuoso durante el proceso de cobro.

Reducir los riesgos financieros

Evaluar periódicamente la eficacia del cobro de deudas ayuda a identificar posibles riesgos crediticios y cuentas morosas en una fase temprana. Esto permite a las empresas tomar medidas preventivas para minimizar las pérdidas y los riesgos financieros a largo plazo.

Fijación de objetivos y seguimiento del progreso

Ambas métricas proporcionan una base sólida para establecer metas y objetivos de cobro específicos. Mediante la supervisión continua del rendimiento a través de estas métricas, las empresas pueden hacer un seguimiento de sus progresos y realizar los ajustes necesarios para alcanzar sus objetivos financieros.

Identificación de áreas de mejora

Al medir el rendimiento de los cobros, es posible identificar las áreas que requieren mejoras o ajustes en las estrategias de recuperación.

Aumento de la eficacia operativa

Una gestión eficaz de los cobros reduce el tiempo y los recursos dedicados a los procesos de recuperación, lo que mejora la eficiencia operativa general.

Mejora de la solvencia crediticia

Un buen historial de recuperación de deudas puede mejorar la solvencia de una empresa y facilitar futuras negociaciones y acuerdos financieros.

Mayor rentabilidad

Un cobro de deudas más eficaz se traduce en un aumento de los ingresos netos, lo que contribuye a la rentabilidad de la empresa.

¿Componentes de la fórmula de la eficacia en el cobro?

La fórmula de la eficacia en el cobro de deudas se compone de tres elementos, cuya unión permite calcular la eficacia global de la gestión de cobros. A continuación, describiremos cada uno de los componentes:

Cuentas por cobrar iniciales

Es el total de dinero que los clientes deben a la empresa al inicio del periodo evaluado. Es el saldo acumulado de las deudas pendientes.

Ventas a crédito

Representa el importe total de las ventas que la empresa realizó a sus clientes a crédito durante ese periodo. Es decir, ventas en las que los clientes no pagaron en el momento de la compra, pero se les permitió pagar en una fecha posterior.

Deudores finales

Es el total de dinero que los clientes deben a la empresa al final del periodo evaluado. Es el saldo de las deudas pendientes una vez efectuados los cobros y pagos.

Ventas incobrables al final del periodo actual

Es la parte de las ventas a crédito que se estima incobrable al final del periodo establecido.

La fórmula sería la siguiente

CEI = [(Ventas a crédito de cuentas por cobrar iniciales – Cuentas por cobrar finales) / (Ventas a crédito de cuentas por cobrar iniciales – Ventas incobrables del período actual finales)]] × 100

¿Cómo calcular la eficacia de cobro?

El CEI es una métrica muy potente que permite evaluar la eficacia global de un grupo de empresas o sucursales en el cobro de deudas. Es muy importante saber cómo calcularlo para sacarle el máximo partido. He aquí un cálculo paso a paso:

Paso 1: Reunir la información necesaria

Obtenga las Cuentas por Cobrar Iniciales de todas las empresas o sucursales implicadas en el análisis. Esto representa el saldo total de deudas pendientes al principio del periodo que desea evaluar.

Obtenga las Ventas a crédito de todas las empresas o sucursales durante el mismo periodo. Este importe representa el total de ventas realizadas a crédito.

Obtenga las Cuentas a Cobrar Finales de todas las empresas o sucursales al final del periodo que está evaluando. Este es el saldo total de deudas pendientes al cierre del periodo.

Asegúrese de tener las Ventas Incobrables Finales del Periodo Actual para todas las empresas o sucursales. Esto representa el total de ventas que no son recuperables al final del periodo.

Paso 2: Sume los importes de todas las empresas o sucursales

Sume los valores del “Importe inicial de las cuentas por cobrar”.

Sume los valores del “Importe de ventas a crédito”.

Añada los valores del “Importe final de las cuentas por cobrar”.

Sumar los valores del “Importe de ventas incobrables al final del periodo”.

Paso 3: Calcular la fórmula IRB

Sustituya los valores obtenidos en los lugares correspondientes para calcular el Índice de Eficacia Colectiva (IEC):

CEI = [(Suma del importe de las cuentas por cobrar iniciales Suma del importe de las ventas a crédito – Suma del importe de las cuentas por cobrar finales) / (Suma del importe de las cuentas por cobrar iniciales Suma del importe de las ventas a crédito – Suma del importe de las ventas incobrables al final del período)]] × 100

Paso 4: Realizar los cálculos

Realice las operaciones matemáticas de suma y resta según la fórmula para obtener el numerador y el denominador de la fracción.

Paso 5: Dividir y multiplicar

Divida el numerador por el denominador y multiplique el resultado por 100 para obtener el CEI.

Paso 6: Interpretar el resultado

El resultado obtenido es el Índice de Eficacia Colectiva (IEC) expresado en porcentaje. Este porcentaje representa la eficacia del grupo de empresas o sucursales en el cobro de sus deudas pendientes durante el periodo analizado.

Ejemplos

Ejemplo 1: Grupo de sucursales de una empresa minorista

Imaginemos que una empresa minorista tiene varias sucursales en distintas ciudades. El director financiero quiere evaluar la eficacia de las sucursales en el cobro de deudas durante el último trimestre. A continuación se presentan los datos de tres de las sucursales:

Sucursal A

Importe inicial de las cuentas por cobrar $50,000

Importe de ventas a crédito: $100,000

Importe final de las cuentas por cobrar: $10,000

Importe de ventas incobrables al final del periodo: 2.000 $

Sucursal B

Importe inicial de las cuentas por cobrar $40,000

Importe de las ventas a crédito: 80.000

Importe final de las cuentas por cobrar: $12,000

Importe de ventas incobrables al final del periodo: 1.000 $

Sucursal C

Importe inicial de las cuentas por cobrar $60,000

Importe de las ventas a crédito: 120.000

Importe final de las cuentas por cobrar: $8,000

Importe de las ventas incobrables al final del periodo: 3.000 $

Paso 1: Calcular la suma de los importes por sucursal

  • Suma del Importe Inicial de las Cuentas por Cobrar: $50,000 $40,000 $60,000 = $150,000
  • Suma del Importe de Ventas a Crédito: $100,000 $80,000 $120,000 = $300,000
  • Suma del importe final de las cuentas por cobrar: $10,000 $12,000 $8,000 = $30,000
  • Suma del importe de las ventas incobrables al final del periodo: 2.000 $ 1.000 $ 3.000 = 6.000 $

Paso 2: Calcular el CEI

Utilizando la fórmula del CEI

CEI = [(150.000 300.000 – 30.000) / (150.000 300.000 – 6.000)] × 100

CEI = (420.000 / 444.000) × 100

CEI = 94,59%.

Resultado:

El Índice de Eficacia Colectiva (IEC) de este grupo de sucursales es del 94,59%. Esto indica que el grupo de sucursales ha sido muy eficaz en la recuperación de sus deudas pendientes durante el último trimestre.

Ejemplo 2

Supongamos que estamos analizando la eficacia en el cobro de deudas de la empresa XYZ para el mes de junio. Disponemos de los siguientes datos

Deudores iniciales (a principios de junio): $100,000

Ventas a crédito durante junio: 50.000 dólares

Cuentas por cobrar finales (a finales de junio): $80,000

Ventas incobrables al final del período actual: 5.000 $

Paso 1: Calcular el numerador de la fórmula CEI

Numerador = (Ventas a crédito de cuentas por cobrar iniciales – Cuentas por cobrar finales)Numerador = ($100,000 $50,000 – $80,000)

Numerador = $70,000

Paso 2: Calcular el denominador de la fórmula CEI

Denominador = (Ventas a crédito de cuentas por cobrar iniciales – Ventas incobrables del período actual finales)

Denominador = ($100,000 $50,000 – $5,000)

Denominador = $145,000

Paso 3: Calcular el CEI

CEI = (Numerador / Denominador) × 100

CEI = ($70,000 / $145,000) × 100

CEI ≈ 48,28%.

En este ejemplo, el Índice de Eficacia de Cobro (IEC) de la empresa XYZ para el mes de junio es de aproximadamente 48,28%. Esto significa que durante el mes de junio, la empresa XYZ fue capaz de cobrar alrededor del 48,28% del total de la deuda pendiente, teniendo en cuenta las ventas a crédito y los ajustes por ventas incobrables. Un CEI más alto indicaría un proceso de cobro de deudas más eficiente, mientras que un CEI más bajo sugeriría la necesidad de mejoras en los esfuerzos de cobro.

Mejores prácticas para mejorar la eficacia del cobro

Una gestión de cobros eficaz es fundamental para mantener la estabilidad financiera de cualquier empresa u organización. Mejorar la eficacia del cobro de deudas requiere la aplicación de prácticas estratégicas y específicas. Estas son algunas de las mejores prácticas que pueden ayudarle a lograr una gestión de cobros más exitosa:

Políticas de crédito claras y bien definidas

Establecer políticas de crédito sólidas y claras desde el principio es esencial para evitar futuros problemas de cobro. Definir límites de crédito adecuados para cada cliente y evaluar su capacidad de pago ayudará a reducir el riesgo de cuentas incobrables.

Comunicación proactiva

Es fundamental mantener una comunicación proactiva con los clientes. Enviar recordatorios amistosos y notificaciones de vencimiento antes de que expiren los plazos de pago puede fomentar el cumplimiento puntual.

Ofrecer incentivos por pronto pago

Motivar a los clientes para que paguen antes de la fecha de vencimiento mediante incentivos, como descuentos por pronto pago, puede fomentar el cumplimiento puntual y mejorar la recuperación de la deuda.

Seguimiento constante

Realizar un seguimiento continuo de las cuentas pendientes y llevar un registro detallado de las interacciones con los clientes le permitirá detectar rápidamente posibles problemas y abordarlos de forma proactiva.

Acuerdos de pago flexibles

Ofrecer opciones de acuerdos de pago flexibles adaptados a las necesidades de cada cliente puede ayudar a evitar impagos y facilitar la recuperación de deudas.

Automatización de procesos

Implantar sistemas de gestión de cobros y automatizar las tareas repetitivas optimiza la eficacia del proceso de cobro, permitiendo prestar mayor atención a los casos más complejos y de mayor riesgo.

Formación del personal

Proporcionar una formación adecuada a los miembros del equipo de cobros es crucial para mejorar sus habilidades de negociación y manejo de situaciones difíciles, lo que les permitirá ser más eficaces en el proceso de recuperación de deudas.

Segmentación de deudas

Segmentar las deudas en función de su antigüedad y riesgo permite priorizar la gestión y centrar los recursos en las cuentas que requieren una atención más urgente.

Colaboración con el departamento de ventas

Una comunicación y colaboración fluidas entre el departamento de ventas y el departamento de cobros puede ayudar a evitar la generación de nuevas deudas problemáticas y a identificar posibles problemas de cobro en una fase temprana.

Externalización de los cobros

En los casos en que la empresa tenga dificultades para recuperar las deudas internamente, considerar la externalización de los cobros a agencias especializadas puede ser una opción eficaz para obtener resultados más rápidos y eficientes.

Conclusión

En el proceso de mantenimiento de la salud financiera de una empresa, la gestión eficaz de los cobros desempeña un papel fundamental. En este artículo, hemos explorado dos herramientas fundamentales para evaluar y mejorar la eficacia de la cobranza: el Índice de Eficacia de la Cobranza (IEC) y el Índice de Eficacia de la Cobranza.

Estas métricas financieras son esenciales para medir en qué medida una empresa está recuperando sus cuentas pendientes de cobro y para evaluar su rendimiento en este ámbito. Ambas fórmulas se basan en el análisis de componentes clave, como el importe recuperado, el saldo inicial de cuentas por cobrar y las ventas incobrables al final del periodo, proporcionando una visión global del proceso de cobro.

En resumen, el CEI y el Ratio de Eficacia de Cobro son herramientas potentes que proporcionan una visión clara de los resultados financieros de una empresa en términos de cobros. Calculando y aplicando estas métricas junto con las mejores prácticas mencionadas, las empresas pueden fortalecer su posición financiera, optimizar el flujo de caja y mantener relaciones sólidas con los clientes. La mejora de la gestión de cobros no sólo beneficia a la propia empresa, sino que también es un indicador de una gestión financiera sólida y de una operación empresarial de éxito.

Siga los consejos queOddcoll le ofrece en este artículo.

lectura en 4 minutos.

Qué normativa se aplica.
El proceso de cobro internacional.
Cómo lograr un cobro eficaz.

Oddcoll es una plataforma con cobradores de deudas en todo el mundo, que permite a las empresas con vocación internacional recuperar sus facturas vencidas con facilidad.

Países que cubrimos

Cubrimos toda Europa

Asia Central

Cobro de deudas Armenia
Cobro de deudas Azerbaiyán
Cobro de deudas Georgia
Cobro de deudas Kazajstán

Cobro de deudas Kirguistán
Cobro de deudas Mongolia
Cobro de deudas Tayikistán
Cobro de deudas Uzbekistán

Oceanía

Todos los países de África

Se aplica a todos nuestros socios

– Autorización legal para cobrar créditos en sus países
– Especialistas en cobros B2B
– Se comunica en inglés
– Expertos en la legislación nacional de cobro de deudas

RELATED ARTICLE  Leyes internacionales de cobro de deudas
WordPress Image Lightbox Plugin