Financiación de empresas: Qué es, Tipos, Ejemplos 2024

Aunque anteriormente hemos hablado de los préstamos para empresas, hoy vamos a dar un paso atrás para entender un poco mejor la financiación empresarial. No sólo se refiere al endeudamiento, sino a otros mecanismos que tienen las organizaciones para sobrevivir y generar beneficios o ahorros (dependiendo de la salud de cada empresa). Te recordamos que existe oddcoll.com: una web para ayudarte a gestionar tus deudas y cobros, por si necesitas ayuda.

 

¿Qué son las finanzas corporativas?

Las finanzas corporativas se refieren a la planificación, desarrollo y control de la estructura de capital de una empresa. Recordemos que el capital no es sólo el efectivo corriente, sino también los activos, las inversiones y las cuentas por cobrar. El objetivo es aumentar el valor y los beneficios de la organización mediante decisiones acertadas en materia de inversiones, finanzas y dividendos. Se centra en las inversiones de capital destinadas a satisfacer las necesidades de financiación de una empresa para lograr una estructura de capital favorable.

 

Beneficios

  1. Las finanzas corporativas ayudan a predecir los resultados gracias al detalle constante que se mantiene con la medición del rendimiento.
  2. Se ocupan de mejorar la comprensión de los aspectos financieros para poder tomar decisiones con pleno conocimiento del tema o de la inversión a realizar.
  3. Este tipo de finanzas representa una aproximación a la realidad que viven las empresas, ya que al preocuparse por la forma en que se obtienen los fondos, o el crédito que se entrega a los clientes, manejan toda la información necesaria sobre el capital que mantiene el negocio.
  4. Siempre se proporcionarán datos para la predicción y el control del negocio. De esta forma, es posible saber cómo y cuándo invertir correctamente, evitando los riesgos que conlleva esta acción.

 

¿Cuáles son sus principales funciones y por qué son importantes?

  1. Los departamentos de finanzas corporativas son responsables de dirigir y supervisar las actividades financieras y las decisiones de inversión de capital de sus empresas, lo que incluye la decisión de proceder o no con una inversión propuesta.
  2. Gestión de pasivos, activos e inversiones de capital.
  3. Gestión de riesgos y control financiero: Las inversiones requieren una supervisión constante. La gestión del riesgo pretende reducir y mitigar los riesgos asumidos con las inversiones y forma parte del proceso de supervisión continua.
  4. Distribución de dividendos a los accionistas: conceder, o no, dividendos a los accionistas.
  5. Investigar y presentar propuestas de opciones de inversión.
  6. Maximizar el valor empresarial.

 

Principios de financiación empresarial

  1. Valor temporal del dinero: Este principio establece que el valor del dinero varía con el tiempo. Un dólar hoy vale más que un dólar en el futuro debido a la posibilidad de invertirlo y obtener rendimientos. Las finanzas corporativas tienen en cuenta el valor temporal del dinero a la hora de evaluar proyectos de inversión y tomar decisiones financieras.
  2. Maximizar el valor para el accionista: El principal objetivo de las finanzas corporativas es maximizar el valor de la empresa para los accionistas. Esto implica tomar decisiones financieras que generen rendimientos sólidos y sostenibles, aumenten el precio de las acciones y distribuyan dividendos adecuados.
  3. Riesgo y rentabilidad: Existe una relación entre riesgo y rentabilidad. Las empresas deben asumir un cierto nivel de riesgo para obtener mayores rendimientos. Las finanzas corporativas evalúan y gestionan los riesgos financieros de la empresa para lograr un equilibrio adecuado entre el riesgo asumido y la rentabilidad esperada.
  4. Diversificación: La diversificación es un principio clave para reducir el riesgo. Las empresas deben diversificar sus fuentes de ingresos, inversiones y riesgos para evitar la dependencia excesiva de un solo factor. La diversificación ayuda a mitigar el impacto de acontecimientos negativos y proporciona estabilidad financiera.
  5. Coste del capital: El coste del capital representa la tasa de rendimiento exigida por los inversores para financiar una empresa. Las finanzas corporativas analizan el coste del capital para determinar la viabilidad de los proyectos de inversión y evaluar la rentabilidad.

 

¿Cuáles son los 4 pilares de las finanzas corporativas?

  1. La inversión: El primer pilar se centra en la toma de decisiones de inversión. Esto implica la evaluación y selección de proyectos y activos en los que una empresa debe invertir sus recursos financieros. Se utilizan técnicas de valoración, como el flujo de caja descontado (DCF), para determinar la rentabilidad y viabilidad de los proyectos de inversión.
  2. Financiación: El segundo pilar se refiere al modo en que una empresa obtiene los fondos necesarios para financiar sus actividades y proyectos. Esto incluye decisiones sobre la estructura de capital, es decir, cómo combinar deuda y capital para financiar las operaciones de la empresa. La elección de las fuentes de financiación y la gestión del coste del capital son elementos clave de este pilar.
  3. Dividendos: El tercer pilar se refiere a las políticas y decisiones de distribución de dividendos. Las empresas deben determinar la cantidad de beneficios que se distribuirán a los accionistas en forma de dividendos y qué cantidad se reinvertirá en la empresa para futuras inversiones y crecimiento. La gestión de dividendos tiene implicaciones tanto para los accionistas como para la empresa en términos de rentabilidad de la inversión y generación de valor.
  4. Gestión del riesgo: El cuarto pilar se centra en la identificación, evaluación y gestión de los riesgos financieros a los que está expuesta una empresa. Esto incluye riesgos como los cambios en los tipos de interés, las fluctuaciones monetarias, la volatilidad de los precios de los activos y los riesgos operativos. La gestión del riesgo trata de minimizar la exposición de la empresa a estos factores y garantizar la estabilidad financiera a largo plazo.

 

Ejemplos de finanzas corporativas

  1. Emisión de acciones: Una empresa puede obtener financiación emitiendo acciones y vendiéndolas a inversores. Esto implica ofrecer una parte de la propiedad de la empresa a cambio de capital. Los fondos obtenidos mediante la emisión de acciones pueden utilizarse para financiar proyectos, ampliar operaciones o pagar deudas.
  2. Emisión de bonos corporativos: Las empresas pueden emitir bonos corporativos para obtener financiación. Los bonos corporativos son instrumentos de deuda a largo plazo en los que la empresa se compromete a devolver el principal junto con el pago de intereses durante un periodo determinado. Los inversores compran estos bonos y reciben pagos regulares de intereses.
  3. Préstamos bancarios: Las empresas pueden solicitar préstamos a bancos u otras instituciones financieras. Estos préstamos pueden ser a corto plazo (líneas de crédito) o a largo plazo, y la empresa se compromete a devolver el principal junto con los intereses acordados.
  4. Arrendamiento financiero: En lugar de comprar activos directamente, las empresas pueden optar por el arrendamiento financiero. Consiste en obtener el uso de un activo a cambio de pagos periódicos durante un periodo determinado. Al final del contrato, la empresa puede tener la opción de comprar el activo.
  5. Capital riesgo: Las nuevas empresas y las empresas en fase inicial pueden obtener financiación a través de inversores de capital riesgo. Estos inversores aportan capital a cambio de una participación en la empresa y están dispuestos a asumir el riesgo asociado al crecimiento y desarrollo de la empresa.
  6. Financiación interna: Las empresas también pueden financiarse a través de fuentes internas, como los beneficios generados por la propia empresa. Estos fondos pueden reinvertirse en la empresa para financiar proyectos o ampliaciones.

 

Los 3 tipos de financiación empresarial

  1. Financiación mediante acciones: También conocida como financiación de capital, se refiere a la obtención de fondos mediante la emisión y venta de acciones de la empresa. Los accionistas invierten su capital en la empresa a cambio de la propiedad parcial de la misma. Este tipo de financiación no implica la obligación de devolver el capital invertido, pero los accionistas esperan recibir rendimientos a través de dividendos y de la revalorización de las acciones.
  2. Financiación mediante deuda: Consiste en obtener fondos mediante la emisión de deuda, como bonos de empresa o préstamos bancarios. En este caso, la empresa se compromete a devolver el principal junto con los intereses acordados a lo largo de un periodo de tiempo determinado. La financiación mediante deuda puede ser una forma eficaz de obtener capital adicional, pero también implica el pago de intereses y el cumplimiento de obligaciones de pago.
  3. Financiación híbrida: Este tipo de financiación combina elementos de la financiación mediante capital y deuda. Por ejemplo, las empresas pueden emitir bonos convertibles, que son instrumentos de deuda que pueden convertirse en acciones de la empresa en una fecha futura predeterminada. También existen otros instrumentos financieros híbridos, como las acciones preferentes, que tienen características tanto de capital como de deuda.

 

¿Qué método nos conviene más como empresa?

Dependerá de las necesidades de cada empresa. Si tenemos una buena base de accionistas propios, la opción de capital puede ofrecer un riesgo bastante bajo siempre que las acciones de la empresa mejoren tras la inversión. La financiación mediante deuda puede ser una opción cuando tenemos que hacer frente a una obligación que ha surgido de forma inesperada, siempre que cumplamos con los intereses. Siempre debemos asesorarnos bien antes de ejecutar cualquiera de estas acciones.

 

Conclusiones

Como hemos visto, existen diferentes métodos para mejorar las finanzas de las empresas, dependiendo del estado de salud de cada empresa, de sus objetivos y de sus posibilidades. Recordemos que, en un mundo cambiante, debemos estar siempre dispuestos a adaptarnos. Podemos probar distintas estrategias en función del momento de nuestro negocio. En primer lugar, si se trata de un problema de tesorería, hay que intentar cobrar todas las facturas vencidas. Oddcoll es una plataforma de cobro de deudas comerciales que persigue pagos atrasados y también funciona como agencia internacional de cobro de deudas.

4 min read.

Qué normativa se aplica.
El proceso de cobro internacional.
Cómo conseguir un cobro eficaz.

Oddcoll es una plataforma con cobradores de deudas en todo el mundo, que permite a las empresas con vocación internacional recuperar sus facturas vencidas con facilidad.

Países que cubrimos

Cubrimos toda Europa

Asia Central

Cobro de deudas Armenia
Cobro de deudas Azerbaiyán
Cobro de deudas Georgia
Cobro de deudas Kazajstán

Cobro de deudas Kirguistán
Cobro de deudas Mongolia
Cobro de deudas Tayikistán
Cobro de deudas Uzbekistán

Oceanía

Todos los países de África

Se aplica a todos nuestros socios

Autorización legal para cobrar deudas en sus países
– Especialistas en cobros B2B

Se comunican en inglés

Expertos en la legislación nacional de cobro de deudas

RELATED ARTICLE  Auditoría integrada: Qué es, finalidad y proceso
WordPress Image Lightbox Plugin